Cansadas de las exigencias y malos tratos, cinco ex jugadoras de Everton realizaron una demanda laboral por vulneración de derechos laborales al club. Una de ellas declaró, incluso, que “hubo agresión psicológica por parte del director deportivo”.

El fútbol femenino chileno protagonizó una noticia, que generó revuelo en los medios de comunicación nacionales. Todo comenzó con el comunicado oficial que dio a conocer públicamente la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino (ANJUFF), en el cual informó que cinco ex futbolistas de Everton demandaron al club por una serie de hechos de discriminación laboral, que también atentaban con la igualdad y libertad del trabajo.

La ANJUFF orientó y asesoró legalmente a las ex jugadoras ruleteras para pudieran llevar a cabo una demanda laboral por vulneración de derechos laborales, debido a los reiterados “castigos” y malos tratos liderados, en su mayoría, por el director deportivo de la rama femenina de Everton, Ricardo Oliveira, a quien apuntan sus declaraciones. 

“Hubo agresión psicológica por parte del director deportivo del fútbol femenino de Everton, Ricardo Oliveira. Él nos hacía entender por su trato y manera de manejar las situaciones que era quien mandaba y que no se podían tomar decisiones sin su conocimiento. Tenía formas muy agresivas de expresarse con nosotras”, declaró una de las ex jugadoras.

Para ahondar en la relación laboral que tenían las futbolistas con el director deportivo del club “oro y cielo”, la deportista que conversó en exclusiva con CF3 nos dio algunos ejemplos. 

Ricardo Oliveira, director deportivo de Everton, a quien acusan las ex jugadoras, trabajando con la camiseta del club. Imagen: Facebook Ricardo Oliveira.
Ricardo Oliveira, director deportivo de Everton, a quien acusan las ex jugadoras, trabajando con la camiseta del club. Imagen: Facebook Ricardo Oliveira.

“Una vez se enteró que una compañera estaba dándole tips a otra para su recuperación, entonces Oliveira la llamó por teléfono y la gritoneó. Se descompuso totalmente, pero cada vez que este tipo de situaciones decantaba aparecía después entregando chocolates”, explicó desconcertada.

En la conversación que tuvimos con la ex evertoniana, también reveló los ‘castigos’ a los cuales se veían expuestas, contándonos que si no llevaban su peto de GPS a los entrenamientos, Oliveira las marginaba de los partidos del campeonato con ‘retos’ y usando palabras que distaban mucho del respeto.

Asimismo, otra ex jugadora partícipe de la demanda también dio su testimonio, confesando que si no asistían a las evaluaciones nutricionales también recibían este tipo de “castigos”, ya que les prohibían el retiro de sus suplementos alimenticios post entrenamientos.

“Everton, a través de su gerente general, Carlos Oliver; y de su dirigente, Camilo Rozas, cometió el error de ‘castigar’ a sus jugadoras adultas sin jugar todo el año 2021 sólo por pedir y solicitar condiciones básicas, dignas y justas para la rama femenina. Lucraron con nosotras, pero no nos daban ni lo mínimo económicamente”, dijo ofuscada.

La perspectiva legal y los fundamentos de la demanda

Cabe destacar que tras la demanda laboral y el retiro de las jugadoras de Everton, el club retuvo sus pases, dejándolas inhabilitadas para competir durante un año en el Campeonato Femenino Caja Los Andes. Por eso, las deportistas recurrieron a ANJUFF, organización de la cual también es miembro la abogada del caso, quien explica porqué a las cinco viñamarinas las ampara la ley si no recibían remuneración ni contaban con contratos.

Jugadoras actuales de Everton durante un entrenamiento. Imagen: Facebook Everton Everton Fútbol Femenino.

“El sueldo, si bien es parte de un vínculo laboral es siempre obligación y de cargo del empleador o empleadora. Dicho esto, yo puedo estar cumpliendo funciones y mi empleador se puede negar a pagarme remuneraciones, pero eso no significa bajo ningún aspecto que dicha cuestión niegue la verdadera relación laboral que existe”, argumenta Natalia Bravo, abogada de la Universidad de Chile y ANJUFF, especialista en derecho laboral. 

“Esto es lo que sostenemos en nuestra demanda porque, además había pago de otros incentivos, y antes de eso había pago efectivo de remuneraciones. Esta situación cesó y nosotras intuimos que fue por un documento que envía la ANFP sobre la interpretación de las normas laborales de los futbolistas profesionales, en donde se les señala a los clubes que en caso de pagar remuneraciones hay que reconocer el vínculo laboral”, añade Bravo para aclarar dudas y explicar que el club viñamarino quiere negar la práctica del fútbol femenino profesional y disfrazarlo de una relación voluntaria.

Por lo anterior, en lo que respecta a la demanda, los derechos laborales efectivamente se vulneran si se considera lo que dice la Constitución, el Código del Trabajo y dos tratados internacionales.

En el caso de la Constitución, en el artículo 19 Nº1 y 19 Nº2, además del artículo 19 Nº16 en sus incisos 1º, 2º y 3º, se habla de la no discriminación y de la libertad de trabajo, planteando que “hombres y mujeres son iguales ante la ley” y que ninguna persona puede ser discriminada.

Por su lado, en el artículo 2 del Código del Trabajo se explica lo que se entiende por discriminación y se relaciona con el procedimiento tutelar laboral en el caso de las ex jugadoras de Everton. 

Finalmente, el Convenio 111 de la OIT sobre la imposibilidad de discriminación en el trabajo, y el artículo 1 y 2 de la CEDAW, exponen la negación de la discriminación por conceptos laborales, en todo ámbito respecto de la mujer y en causas de género.

Everton femenino en el Campeonato Femenino Caja Los Andes 2021. Imagen: Fútbol Pasión de Hincha.

No es la primera vez: Colo Colo también fue demandado por una de sus jugadoras

Once años antes de que las futbolistas, que jugaban en Everton, demandaran al club, lo hizo Pamela Castañeda a Colo Colo, equipo en el cual jugaba por la Primera División Femenina ANFP.

La ex jugadora alba también accedió a hablar con nuestro medio, recordando lo sucedido en aquel entonces y las razones que la llevaron a tomar acciones legales.

“Lamentablemente, en un partido que jugué por Colo Colo sufrí una rotura de ligamento cruzado anterior con rotura de menisco en mi rodilla. En el club querían que yo me operara en un lugar que no conocía y mi mamá les pidió que mejor me intervinieran en el Hospital J.J.Aguirre, pero el club se negó”, señaló. 

Ante esta situación, Castañeda tuvo que buscar ayuda legal con la abogada, Hogla Bustamente. Fue así como tuvo que demostrar el vínculo laboral que tenía con el club y se percató de que como jugadoras emitían boletas de honorarios a Blanco & Negro, pero después eso cambió.

“Estuvimos cerca de tres meses emitiéndole boletas a Blanco & Negro S.A., pero de un momento a otro nos pidieron emitirlas a fútbol joven, que no era parte de la entidad. De esta manera pudimos ganar la demanda, operarme en un lugar seguro y tener una buena recuperación”, contó sorprendida luego de enterarse que en Everton se repetía la historia.  

Jugadoras de Everton este año, celebrando un gol de Belén Bustos ante Audax Italiano. Imagen: Facebook Everton Fútbol Femenino.
Jugadoras de Everton este año, celebrando un gol de Belén Bustos ante Audax Italiano. Imagen: Facebook Everton Fútbol Femenino.

El apoyo que han recibido del fútbol chileno e internacional

Recientemente, la vocera de ANJUFF, Iona Rothfeld, dio una entrevista mediante Facebook a Control Dirigido, programa en la cual se refirió al apoyo que la organización le está brindando a las ex jugadoras de Everton.

“Ellas entienden que esto marcará un antes y un después, y que cambiará la realidad del fútbol femenino chileno. Sabemos que la demanda tiene todas las de ganar, pero no hay que tocar la copa antes de ganarla. De todas maneras, tenemos que ir paso a paso para ver cómo va evolucionando el caso porque este es uno de los muchos llamados de atención que le hemos hecho a los clubes para que se pongan a trabajar en las condiciones y el desarrollo del fútbol femenino», dijo.

La demanda realizada tuvo una recepción, que ha superado las expectativas de las mismas ex jugadoras y ANJUFF. Así, el presidente del Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales de Chile (SIFUP), Gamadiel García, no tardó en expresar su apoyo.

“Como sindicato, buscamos que el fútbol tenga las mismas características, en cuanto a derechos y obligaciones, en cada una de las categorías profesionales. El derecho a la igualdad y no discriminación en el fútbol femenino es uno de los pasos que se deben dar y esta demanda busca eso”, afirmó en el comunicado de la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino el jueves pasado.

Además, desde el Sindicato Mundial de Futbolistas (FIFPro), su secretario general, Jonas Baer-Hoffmann, expresó a través del mismo medio que “es hora de un compromiso genuino para brindar a las mujeres un camino creíble, que se construya en torno al respeto por sus necesidades como personas y atletas. Ser reconocidas como trabajadoras y ser tratadas por igual es fundamental para eso”.

Ahora, solamente queda esperar la audiencia que tendrán ambas partes del caso el próximo 20 de septiembre de 2021.

2 Responses

  1. Es condenable el hecho que la ANFP emita un documento a los clubes en el cual incitan a subvertir la violación de los derechos laborales de las jugadoras del club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.