El delantero sobrepasó la edad requerida para jugar en Tercera División, concluyendo su historia en el club con un heroico encuentro vs Rodelindo Román en busca del ascenso al profesionalismo, duelo que lo tuvo como protagonista en los minutos finales.

Fabián Pávez/ Instagram personal

Un penal quizás cambió el futuro de Fabián Pavez, o puede que no, eso nunca se sabrá. Fue este 30 de enero de 2021, cuando él tomó firmemente la decisión de patear un lanzamiento desde los doce pasos al último minuto del encuentro para mantener la ilusión de subir al profesionalismo. Ese balón caprichoso no quiso entrar, festejó Rodelindo Román su ascenso y dirimió lo que él sabía era el fin de su participación en Municipal Santiago, la edad no le permite seguir en Tercera y el ascender a Segunda División le habría una chance más amplia.

Formado en una escuela de fútbol en Quinta Normal, se acercó rápidamente al profesionalismo con Santiago Wanderers, club con el que iba a entrenar una vez por semana a los 13 años y que le pidió vivir más cerca para desde los 15 de edad formar parte de lleno de sus divisiones inferiores. El deambular para buscar chances fue la historia inicial de Pávez, con préstamos en Trasandino y Santa Cruz. Llegando finalmente el 2018 a Municipal Santiago, club que se acercó a él tras la llave que precisamente disputaron los ‘caturros’ ante los capitalinos por Copa Chile.

Desde esa fecha que consiguió su anhelada regularidad y sumar minutos, que es lo que más deseaba. Minutos que se terminaron de cumplir en enero de 2021 con el trágico final antes mencionado y que pueden ser el capítulo final de su historia futbolística, puertas sigue tocando y se encuentra a la espera de respuestas para seguir encarando a defensas en el fútbol chileno. El fútbol es su plan A, pero el B lo tiene bajo la manga, ya está inscrito para estudiar técnico en enfermería. “Más de ocho años sin agarrar un lápiz”, rememora.

Tras haber pasado por divisiones profesionales de nuestro fútbol, mirándolo ahora ¿Sientes que fue una buena decisión haber llegado a Tercera División?

En ese momento, estando en Primera División miras la Tercera quizás piensas que vas a bajar mucho y que capaz que no puedas volver a subir, pero en ese momento yo quería jugar mucho. Entonces se me acercó un equipo serio como Municipal Santiago, con algo de ayuda económica y Wanderers también estaba dispuesto a ayudar. Entonces para mi fue una buena decisión, conocí algo nuevo y estuvimos con el club cerca del objetivo y el año anterior también nos acercamos a la liguilla.

Volviendo un poco más al presente, ¿cómo tomaron ustedes la situación de la pandemia y la incertidumbre de jugar el 2020?

Para cualquier jugador de Tercera esos momentos fueron muy difíciles, porque no se sabía si se podía jugar. Muchos cuentan con las ayudas económicas de los clubes y se tuvieron que poner a trabajar. En Municipal Santiago siempre se comprometieron con nosotros de que íbamos a jugar, siempre estuvimos entrenando por Zoom y con ese apoyo dirigencial y de mis compañeros yo sentía que pese a todo íbamos a llegar lejos.

¿Y el objetivo era de pleno el ascenso o era más ir viendo partido a partido?

Nos pusimos dos objetivos, el primordial era pasar la fase de grupos, pero siempre tuvimos en mente que podíamos subir. Sabía que éramos capaces, uno lo ve en los entrenamientos y se comentaba entre nosotros que lo podíamos lograr.

Se destacó mucho la faceta defensiva de Municipal Santiago, pero tú ¿cómo veías que era el trabajo ofensivo donde tu participabas?

Se habló mucho que éramos buenos defensivamente, pero a veces esa labor no solo la cumple la defensa, se necesitan once jugadores también para defender. Nosotros quizás pecamos en el finiquito y pecamos en algunos partidos que quizás pudiésemos haberlos cerrado antes y sufrimos. Gran ejemplo es lo que nos pasó con Rodelindo, donde pudimos haber realizado goles antes y no quiso entrar el balón.

En cuanto a esa llave que definió un ascenso, en el partido de ida recibieron un gol al último minuto ¿Cómo sintieron eso?

Fue un duro golpe que te hagan un gol al minuto 94, más en una jugada que tuvo más de tres errores consecutivos, es algo que te deja shockeado. Porque ellos en ningún momento fueron superiores, tuvimos las opciones más claras y nos anularon un gol dudoso. Teníamos la confianza de que salir con todo en la vuelta y marcar un gol rápidamente.

En ese partido de vuelta, tuvieron un rendimiento espectacular con un 2-0 a favor, ¿Cuál fue la clave para ese rendimiento?

La clave fue la mentalidad y el saber que estábamos capacitados para dar vuelta el resultado, además de la concentración que tuvimos en ese primer tiempo. Después nos golpearon el tema de las lesiones.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron fatales para ustedes, con un hombre más y les igualan 2-2, ¿Qué error crees que cometieron?

Fue desconcentración del equipo completo. El primer gol sale de una falta totalmente evitable y nos hacen un gol similar al de la ida, con una pelota despejada y en el segundo balón lo aprovechan. En el otro gol se pierde la pelota en la salida, nos pillan mal parados y anota Fabián Bustos. Después, lo intentamos, pero no quiso entrar.

Fabián Pavez vs La Pintana Unida /Instagram Personal

En ese momento decisivo del penal, ¿Siempre tuviste la convicción de patearlo tú?

No, no dude en patearlo, siempre yo había sido el designado. Adonde lo lanzo es mi lado, siempre le pego ahí. Las dos semanas anteriores habíamos practicado y siempre le pegaba ahí y entraba en el ángulo.  Siendo uno de los de mayor edad sabía que la responsabilidad era mía. En ningún momento me puse nervioso, lo que intenté fue asegurar el lanzamiento bien esquinado arriba, pero al parecer el arco de San Ramón era un poco más grande.

Y ese momento posterior, ¿Anímicamente fue un derrumbe total?

Totalmente. Pero tenía mucha pena no tanto por haberme perdido el penal, sino por haber sido un equipo superior y no ganar. Porque dentro de posibilidades y de juego creo que fuimos ampliamente superiores en la final de vuelta.

Termina el partido y tú ¿Ya sabes que no continuas la temporada que sigue?

Ya sabía que no seguiría por el tema de la edad, se acabo mi opción en ese momento y solo queda empezar a buscar y tocar puertas. Si ascendíamos quizás mi panorama cambiaba, eso dependía del cuerpo técnico y los dirigentes, porque al subir se podría haber hecho una reestructuración a sociedad anónima y ahí quizás modificar por completo todo. Pero si podría haber tenido la chance de jugar como cupo en Segunda División.

Y actualmente en que te encuentras, ¿Sigues con proyecciones futbolísticas?

He preguntado en Primera B, en clubes que había estado, pero de momento no ha ocurrido nada. Estoy abierto de si llega algo para pensarlo. También me encuentro a la espera de que se aclare el tema de la Segunda División, porque los equipos aún no se arman completamente. Pero de todas formas ya me matriculé para estudiar técnico nivel superior en enfermería. Siempre tuve en la mira estudiar por si no se daba lo del fútbol, aunque desde el 2012 que no agarraba un lápiz.

«Ya me matriculé para estudiar técnico nivel superior en enfermería. Siempre tuve en la mira estudiar por si no se daba lo del fútbol, aunque desde el 2012 que no agarraba un lápiz.»

Fabián Pavez

Y en cuanto al reglamento de la edad en Tercera División ¿Sientes que es correcto?

El reglamento no es malo, pero podría tener modificaciones. Por ejemplo, podría ser libre de edad, pero solo para mayores de 25 que ya hayan estado en la división. No que venga cualquier jugador que ha estado toda su vida en otra división y que quiera retirarse jugando en un equipo de Tercera.

¿Sientes que igual tiene que mantenerse ese aspecto formativo en la división?

Tiene que mantenerse lo formativo. Yo que estuve en Primera, Primera B y jugando en Segunda, Tercera es duro. Lo ven como amateur, pero hay jugadores que fácilmente podrían estar jugando en Primera División, que a lo mejor no han tenido la suerte, constancia o la disciplina. A mis compañeros en Santiago yo les dije que cualquiera podría estar capacitado para estar en un equipo de mucho más arriba.

¿Sientes a la Tercera como un pilar del fútbol chileno?

Se tendrían que fijar más los demás clubes en la división. De repente, traen jugadores del extranjero con muy bajo nivel o vienen técnicos de afuera sin ningún recorrido y que no les ha ido bien. En vez de eso tendría que la gente de más arriba, Primera y Primera B, fijarse más en Tercera.

Para cerrar, ¿Cómo ves aspectado a Municipal Santiago para esta temporada?

Yo los veo como un candidato, porque son un equipo serio, tanto dirigentes como cuerpo técnico. Además, los compañeros que tenía yo, son de muy alto nivel. Entonces yo creo que van a estar peleando arriba y que ojalá puedan lograr el objetivo. Siempre los mejores deseos para un club donde a uno lo trataron bien.

«En Tercera hay jugadores que fácilmente podrían estar jugando en Primera División, que a lo mejor no han tenido la suerte, constancia o la disciplina.»

Fabián Pavez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *